5 Ejempℓos cℓaros de cumpℓidos que ocuℓtan un poco de sexismo

0
592

𝘊𝘶𝘢𝘯𝘥𝘰 𝘦𝘴𝘤𝘶𝘤𝘩𝘢𝘮𝘰𝘴 𝘢𝘭𝘨𝘰 𝘤𝘰𝘮𝘰 “𝘭𝘢 𝘮𝘶𝘫𝘦𝘳 𝘵𝘪𝘦𝘯𝘦 𝘲𝘶𝘦 𝘦𝘴𝘵𝘢𝘳 𝘦𝘯 𝘭𝘢 𝘤𝘰𝘤𝘪𝘯𝘢”, 𝘥𝘦 𝘪𝘯𝘮𝘦𝘥𝘪𝘢𝘵𝘰 𝘯𝘰𝘴 𝘲𝘶𝘦𝘥𝘢 𝘤𝘭𝘢𝘳𝘰 𝘲𝘶𝘦 𝘴𝘦 𝘵𝘳𝘢𝘵𝘢 𝘥𝘦 𝘴𝘦𝘹𝘪𝘴𝘮𝘰 𝘺 𝘦𝘴 𝘱𝘰𝘤𝘰 𝘱𝘳𝘰𝘣𝘢𝘣𝘭𝘦 𝘲𝘶𝘦 𝘦𝘴𝘵𝘦𝘮𝘰𝘴 𝘥𝘦 𝘢𝘤𝘶𝘦𝘳𝘥𝘰 𝘤𝘰𝘯 𝘦𝘭𝘭𝘰. 𝘗𝘦𝘳𝘰 𝘭𝘢 𝘥𝘪𝘴𝘤𝘳𝘪𝘮𝘪𝘯𝘢𝘤𝘪ó𝘯 𝘥𝘦 𝘨é𝘯𝘦𝘳𝘰 𝘯𝘰 𝘴𝘪𝘦𝘮𝘱𝘳𝘦 𝘦𝘴 𝘵𝘢𝘯 𝘦𝘷𝘪𝘥𝘦𝘯𝘵𝘦. 𝘛𝘢𝘮𝘣𝘪é𝘯 𝘦𝘹𝘪𝘴𝘵𝘦 𝘦𝘭 𝘴𝘦𝘹𝘪𝘴𝘮𝘰 𝘣𝘦𝘯𝘦𝘷𝘰𝘭𝘦𝘯𝘵𝘦, 𝘺 𝘦𝘴𝘵𝘦 𝘦𝘴 𝘶𝘯 𝘱𝘰𝘤𝘰 𝘮á𝘴 𝘥𝘪𝘧í𝘤𝘪𝘭 𝘥𝘦 𝘪𝘥𝘦𝘯𝘵𝘪𝘧𝘪𝘤𝘢𝘳. 𝘉𝘢𝘫𝘰 𝘭𝘰𝘴 𝘤𝘶𝘮𝘱𝘭𝘪𝘥𝘰𝘴 𝘲𝘶𝘦 𝘴𝘦 𝘥𝘢𝘯 𝘤𝘰𝘯 𝘭𝘢𝘴 𝘮𝘦𝘫𝘰𝘳𝘦𝘴 𝘪𝘯𝘵𝘦𝘯𝘤𝘪𝘰𝘯𝘦𝘴 𝘴𝘦 𝘰𝘤𝘶𝘭𝘵𝘢 𝘭𝘢 𝘤𝘳𝘦𝘦𝘯𝘤𝘪𝘢 𝘥𝘦 𝘲𝘶𝘦 𝘭𝘢𝘴 𝘮𝘶𝘫𝘦𝘳𝘦𝘴 𝘴𝘰𝘯 𝘴𝘦𝘳𝘦𝘴 𝘧𝘳á𝘨𝘪𝘭𝘦𝘴 𝘺 𝘥é𝘣𝘪𝘭𝘦𝘴 𝘲𝘶𝘦 𝘯𝘦𝘤𝘦𝘴𝘪𝘵𝘢𝘯 𝘥𝘦 𝘭𝘢 𝘱𝘳𝘰𝘵𝘦𝘤𝘤𝘪ó𝘯 𝘮𝘢𝘴𝘤𝘶𝘭𝘪𝘯𝘢. 𝘈𝘯𝘵𝘦𝘴 𝘥𝘦 𝘢𝘤𝘦𝘱𝘵𝘢𝘳 𝘵𝘢𝘭 𝘢𝘤𝘵𝘪𝘵𝘶𝘥, 𝘴𝘦 𝘥𝘦𝘣𝘦 𝘦𝘯𝘵𝘦𝘯𝘥𝘦𝘳 𝘤𝘭𝘢𝘳𝘢𝘮𝘦𝘯𝘵𝘦 𝘭𝘰 𝘲𝘶𝘦 𝘴𝘦 𝘰𝘤𝘶𝘭𝘵𝘢 𝘥𝘦𝘵𝘳á𝘴 𝘥𝘦 𝘦𝘭𝘭𝘢.

𝘎𝘦𝘯𝘪𝘢𝘭.𝘨𝘶𝘳𝘶 𝘵𝘦 𝘦𝘹𝘱𝘭𝘪𝘤𝘢𝘳á 𝘤ó𝘮𝘰 𝘪𝘥𝘦𝘯𝘵𝘪𝘧𝘪𝘤𝘢𝘳 𝘦𝘭 𝘴𝘦𝘹𝘪𝘴𝘮𝘰 𝘣𝘦𝘯𝘦𝘷𝘰𝘭𝘦𝘯𝘵𝘦 𝘺 𝘱𝘰𝘳 𝘲𝘶é 𝘭𝘢 𝘦𝘹𝘱𝘳𝘦𝘴𝘪ó𝘯 “𝘯𝘰 𝘦𝘳𝘦𝘴 𝘤𝘰𝘮𝘰 𝘭𝘢𝘴 𝘥𝘦𝘮á𝘴 𝘮𝘶𝘫𝘦𝘳𝘦𝘴” (𝘺 𝘰𝘵𝘳𝘢𝘴 𝘧𝘳𝘢𝘴𝘦𝘴 𝘴𝘪𝘮𝘪𝘭𝘢𝘳𝘦𝘴) 𝘯𝘰 𝘴𝘰𝘯 𝘵𝘢𝘯 𝘩𝘢𝘭𝘢𝘨𝘢𝘥𝘰𝘳𝘢𝘴 𝘤𝘰𝘮𝘰 𝘱𝘢𝘳𝘦𝘤𝘦 𝘢 𝘱𝘳𝘪𝘮𝘦𝘳𝘢 𝘷𝘪𝘴𝘵𝘢.

1. Comparar con un hombre

5 Ejemplos claros de cumplidos que ocultan un poco de sexismo

En nuestro mundo, el hombre y las cualidades masculinas todavía se consideran un modelo con el cual se compara a las mujeres y sus méritos. Aunque la ciencia actual no ha encontrado pruebas de que el cerebro femenino y masculino funcionen de diferente manera, incluso las mujeres a menudo perciben la frase “tienes una mente masculina” como un elogio. En realidad, tales cumplidos dudosos son un ejemplo clásico de sexismo benevolente: por un lado, reconocen tu mérito, pero por otro te dan a entender que las mujeres no pueden hacer las cosas tan bien como los hombres.

Ejemplos:

  • “Para ser una chica, conduces bien / entiendes bien de tecnología / expresas bien tus pensamientos”.
  • “Eres como de los nuestros”.
  • “Tienes una lógica masculina”.
  • “No tienes una actitud femenina”.
  • “No te quejas como una mujer, sino simplemente saber resolver los problemas”.

2. Mencionar el aspecto físico

5 Ejemplos claros de cumplidos que ocultan un poco de sexismo

Evaluar el aspecto físico o partes del cuerpo, incluso en forma de cumplido, presupone que la mujer es un objeto que puede interesar o no a un hombre. Tu esposo puede admirar tus glúteos, pero es raro escuchar tales frases por parte de tus colegas. A pesar de que los hombres digan que no se referían a nada malo cuando elogian tus piernas esbeltas, ellos mismos se sentirían incómodos si recibieran el mismo cumplido.

Ejemplos:

  • “¡Qué escote! ¿Cómo podré trabajar ahora?”.
  • “Te ves tan sensual con esa falda”.
  • “Qué bueno que no te maquillas tanto”.
  • “¡Nuestras queridas mujeres embellecen la oficina!”.

3. Desvalorización en forma de un cumplido

5 Ejemplos claros de cumplidos que ocultan un poco de sexismo

Tales frases muestran una actitud paternalista por parte del interlocutor: menosprecian y subestiman los sentimientos y emociones que experimentas. Además, es otro intento de evadir problemas en términos de igualdad.

Ejemplos:

  • “¡Eres tan linda cuando te enojas!”.
  • “Frunces las cejas de una forma tan bonita cuando no entiendes algo”.
  • “¡Las conversaciones femeninas sobre vestidos y zapatos son tan encantadoras!”.
  • “Tu bonita cabecita está creada para pensar en lo bonito y no en problemas serios”.

4. Frases sobre el papel tradicional de una mujer

5 Ejemplos claros de cumplidos que ocultan un poco de sexismo

Las frases sobre la vocación femenina no solo se pueden escuchar por parte de los hombres: los estereotipos sexistas a menudo son apoyados por las mismas mujeres. Debemos reaccionar suavemente a los intentos por halagar habilidades preestablecidas por los roles de género. Las mujeres pueden querer casarse o pueden querer tener una carrera. En cualquier caso, sus habilidades y méritos merecen elogios para ellas mismas y no porque entren en el ideal de esposa y mamá.

Ejemplos:

  • “Qué rico haces de comer. ¡Alguien tendrá suerte con una esposa así!”.
  • “¿Tan bonita y todavía no estás casada?”.
  • “Tú eres muy guapa no necesitas una carrera. ¡Tu esposo te mantendrá!”.
  • “Qué bueno que prefieres faldas en lugar de los pantalones. ¡Eres una verdadera mujer!”.

5. Nombres y apodos con diminutivo

5 Ejemplos claros de cumplidos que ocultan un poco de sexismo

A los seres queridos se les puede hablar con diminutivos, pero no es adecuado llamar Olguita o Lupita a personas poco conocidas o colegas. Las mujeres colegas no son niñas pequeñas que pueden manifestar una ternura condescendiente. No hay nada humillante en estos nombres bonitos, pero seguramente no llamas a un jefe hombre Pepito o Juanito.

Cómo elogiar correctamente

El sexismo benevolente también es sexismo. Solo que este no deplora, sino que apoya rasgos tradicionalmente “femeninos”, fortaleciendo así los estereotipos de género. Sí, a una chica de tu familia puedes darle un cumplido sobre sus bonitas piernas y acerca de lo bien que se le ve un vestido; pero en un ambiente más formal, trata de evitar mencionar el sexo o detalles del aspecto físico. Si nunca te atreverías a hacerle tal cumplido a un hombre, entonces tampoco se lo digas a una mujer. No la elogies por el hecho de ser mujer, sino por sus méritos y logros (como normalmente se hace al dar cumplidos a los hombres).

Y tú, ¿cómo respondes a un cumplido desagradable?