Joven crea bolsas hechas de yuca que al caer al mar se convierten en comida para peces

0
1217

Joven creó bolsas de plástico que se disuelven al contacto con el agua.

Una bolsa plástica común tarda hasta 500 años en desaparecer del planeta.

Son las primeras bolsas con consistencia plástica que se disuelven y reintegran sin causar daño al medio ambiente.

Esta idea es del biólogo Kevin Kumala que creo una bolsa a partir de la yuca que permita reemplazar el plástico y liberar los océanos de este. Es económico y se produce ampliamente en Asia. Una bolsa hecha de almidón de yuca tarda de tres a seis meses en degradarse por completo, en comparación con muchos años para una bolsa de plástico estándar. Y las bolsas de almidón de yuca se disuelven completamente en agua caliente a 80 grados.

A diferencia de otras alternativas biodegradables al plástico, no se necesita aceite para producirlo, es totalmente sostenible, orgánico y no dañino para el medio ambiente, humanos o animales que pueden ingerirlo sin causar problemas. Esto lo ha llevado a crear una empresa donde vende productos con material vegetal que se reintegra a la tierra.

En resumen, el almidón de yuca puede ofrecer un nuevo impulso a los envases biodegradables y, al mismo tiempo, proporcionar soluciones concretas al problema de la contaminación plástica en muchas partes del mundo.

El problema de los plásticos

Cada año, al menos 8 millones de toneladas de plásticos llegan al océano, el
equivalente a arrojar el contenido de un camión de basura al océano cada minuto.

Solo el 14% de los envases de plástico se recogen para reciclar, mientras que la mayoría de los envases de plástico se usan solo una vez. Además el 95% del valor del material de empaque de plástico, con un valor de entre $ 80 mil millones y $ 120 mil millones anuales, se pierde en la economía.