Truco “mágico” para que tu maquillaje no ensucie el cubrebocas, ni se corra

0
385

Con la llegada de la pandemia, nuestras vidas se pusieron de cabeza, y también nuestros hábitos. Ahora, la mascarilla es un must a la hora de salir a la calle; y aunque entendemos que usarla es imprescindible para cuidar nuestra salud y la de los demás, también sabemos que ha traído algunos pequeños inconvenientes como el acné o el labial corrido. La buena noticia es que existe un truco infalible para que tu maquillaje no ensucie el cubrebocas, ni se termine moviendo hasta terminar con labios de Pennywise.

De hecho, se trata de algo muy sencillo. Lo único que necesitas es un fijador de maquillaje en spray y el polvo traslúcido de todos los días, además -claro está- de todo lo que utilizas normalmente.

Para llevarlo a cabo, es importante hidratar bien tu piel con un tónico (yo suelo utilizar agua de rosas), crema y protector solar; después de tu rutina diaria de skincare, aplica muy poco polvo traslúcido y algunos toques del fijador de maquillaje. Deja secar muy bien antes de continuar.

Ahora aplica con las yemas de tus dedos, algunos puntos de la base de maquillaje sobre tu rostro (no demasiado) y difumina bien con una esponja o brocha. Ojo, es importante que la base que utilices sea de larga duración, ya que si utilizas una ligera es más probable que termine toda en el cubrebocas en vez de en tu rostro.

Después de este paso, ya puedes continuar con tu maquillaje como lo haces todos los días. Te recomiendo utilizar un labial indeleble o solo rellenar con lápiz delineador para que dure más tiempo.

como-hacer-que-maquillaje-dure-calor

Unsplash

𝘠 𝘢𝘩𝘰𝘳𝘢 𝘴í, 𝘷𝘪𝘦𝘯𝘦 𝘦𝘭 𝘴𝘦𝘨𝘶𝘯𝘥𝘰 𝘱𝘢𝘴𝘰 𝘮á𝘴 𝘪𝘮𝘱𝘰𝘳𝘵𝘢𝘯𝘵𝘦 𝘲𝘶𝘦 𝘦𝘴 𝘯𝘶𝘦𝘷𝘢𝘮𝘦𝘯𝘵𝘦 𝘧𝘪𝘫𝘢𝘳 𝘭𝘰 𝘺𝘢 𝘢𝘱𝘭𝘪𝘤𝘢𝘥𝘰. 𝘗𝘢𝘳𝘢 𝘦𝘴𝘵𝘰, 𝘥𝘦𝘣𝘦𝘳á𝘴 𝘱𝘰𝘯𝘦𝘳 𝘯𝘶𝘦𝘷𝘢𝘮𝘦𝘯𝘵𝘦 𝘱𝘰𝘭𝘷𝘰 𝘵𝘳𝘢𝘴𝘭ú𝘤𝘪𝘥𝘰 𝘰 𝘤𝘰𝘮𝘱𝘢𝘤𝘵𝘰 (𝘯𝘰 𝘵𝘦 𝘱𝘳𝘦𝘰𝘤𝘶𝘱𝘦𝘴, 𝘯𝘰 𝘭𝘶𝘤𝘪𝘳á𝘴 𝘤𝘰𝘮𝘰 ‘𝘱𝘰𝘭𝘷𝘰𝘳ó𝘯’) 𝘺 𝘴𝘦𝘨𝘶𝘪𝘥𝘰 𝘥𝘦 𝘦𝘴𝘵𝘰, 𝘷𝘰𝘭𝘷𝘦𝘳 𝘢 𝘳𝘰𝘤𝘪𝘢𝘳 𝘦𝘭 𝘧𝘪𝘫𝘢𝘥𝘰𝘳 𝘥𝘦 𝘮𝘢𝘲𝘶𝘪𝘭𝘭𝘢𝘫𝘦.
𝘌𝘴 𝘪𝘮𝘱𝘰𝘳𝘵𝘢𝘯𝘵𝘦 𝘲𝘶𝘦, 𝘢𝘶𝘯𝘲𝘶𝘦 𝘯𝘰 𝘤𝘶𝘦𝘯𝘵𝘦𝘴 𝘤𝘰𝘯 𝘱𝘰𝘭𝘷𝘰 𝘵𝘳𝘢𝘴𝘭ú𝘤𝘪𝘥𝘰 𝘴í 𝘶𝘵𝘪𝘭𝘪𝘤𝘦𝘴 𝘦𝘭 𝘴𝘱𝘳𝘢𝘺 𝘧𝘪𝘫𝘢𝘥𝘰𝘳, 𝘢𝘯𝘵𝘦𝘴 𝘺 𝘥𝘦𝘴𝘱𝘶é𝘴 𝘥𝘦 𝘮𝘢𝘲𝘶𝘪𝘭𝘭𝘢𝘳𝘵𝘦 𝘤𝘰𝘮𝘰 𝘴𝘪𝘦𝘮𝘱𝘳𝘦 𝘭𝘰 𝘩𝘢𝘤𝘦𝘴. 𝘋𝘦 𝘦𝘴𝘢 𝘮𝘢𝘯𝘦𝘳𝘢, 𝘯𝘰 𝘴𝘰𝘭𝘰 𝘭𝘶𝘤𝘪𝘳á𝘴 𝘶𝘯𝘢 𝘱𝘪𝘦𝘭 𝘣𝘳𝘪𝘭𝘭𝘢𝘯𝘵𝘦 𝘦 𝘩𝘪𝘥𝘳𝘢𝘵𝘢𝘥𝘢, 𝘴𝘪𝘯𝘰 𝘵𝘢𝘮𝘣𝘪é𝘯 𝘢𝘺𝘶𝘥𝘢𝘳á𝘴 𝘢 𝘲𝘶𝘦 𝘵𝘶 𝘳𝘰𝘴𝘵𝘳𝘰 𝘭𝘶𝘻𝘤𝘢 𝘱𝘦𝘳𝘧𝘦𝘤𝘵𝘰 𝘵𝘰𝘥𝘰 𝘦𝘭 𝘥í𝘢.
𝘕𝘖𝘛𝘈: ¡𝘕𝘪 𝘱𝘪𝘦𝘯𝘴𝘦𝘴 𝘦𝘯 𝘶𝘵𝘪𝘭𝘪𝘻𝘢𝘳 𝘴𝘱𝘳𝘢𝘺 𝘱𝘢𝘳𝘢 𝘧𝘪𝘫𝘢𝘳 𝘦𝘭 𝘤𝘢𝘣𝘦𝘭𝘭𝘰 𝘴𝘰𝘣𝘳𝘦 𝘵𝘶 𝘳𝘰𝘴𝘵𝘳𝘰! 𝘈𝘶𝘯𝘲𝘶𝘦 𝘦𝘴𝘵𝘦 𝘦𝘳𝘢 𝘶𝘯 𝘵𝘳𝘶𝘤𝘰 𝘮𝘶𝘺 𝘶𝘵𝘪𝘭𝘪𝘻𝘢𝘥𝘰 (𝘲𝘶𝘪𝘻á 𝘦𝘯 𝘭𝘢 é𝘱𝘰𝘤𝘢 𝘥𝘦 𝘯𝘶𝘦𝘴𝘵𝘳𝘢𝘴 𝘢𝘣𝘶𝘦𝘭𝘪𝘵𝘢𝘴), 𝘱𝘶𝘦𝘥𝘦𝘴 𝘥𝘢ñ𝘢𝘳 𝘴𝘦𝘳𝘪𝘢𝘮𝘦𝘯𝘵𝘦 𝘵𝘶 𝘱𝘪𝘦𝘭. 𝘌𝘭 𝘴𝘱𝘳𝘢𝘺 𝘱𝘢𝘳𝘢 𝘦𝘭 𝘤𝘢𝘣𝘦𝘭𝘭𝘰 𝘦𝘴𝘵á 𝘥𝘪𝘴𝘦ñ𝘢𝘥𝘰 𝘗𝘈𝘙𝘈 𝘌𝘓 𝘊𝘈𝘉𝘌𝘓𝘓𝘖, 𝘺 𝘭𝘢𝘴 𝘲𝘶𝘦𝘳𝘢𝘵𝘪𝘯𝘢𝘴 𝘲𝘶𝘦 𝘭𝘰 𝘤𝘰𝘯𝘴𝘵𝘪𝘵𝘶𝘺𝘦𝘯 𝘯𝘰 𝘴𝘰𝘯 𝘭𝘢𝘴 𝘮𝘪𝘴𝘮𝘢𝘴 𝘲𝘶𝘦 𝘭𝘢𝘴 𝘥𝘦 𝘭𝘢 𝘱𝘪𝘦𝘭, 𝘱𝘰𝘳 𝘭𝘰 𝘲𝘶𝘦 𝘱𝘶𝘦𝘥𝘦 𝘧𝘢𝘷𝘰𝘳𝘦𝘤𝘦𝘳 𝘭𝘢 𝘢𝘱𝘢𝘳𝘪𝘤𝘪ó𝘯 𝘥𝘦 𝘥𝘦𝘳𝘮𝘢𝘵𝘪𝘵𝘪𝘴 𝘪𝘳𝘳𝘪𝘵𝘢𝘵𝘪𝘷𝘢𝘴 𝘰 𝘥𝘦 𝘤𝘰𝘯𝘵𝘢𝘤𝘵𝘰.